Benditas las Madres, que dan y dan, solo por el gusto de dar

Qué hogar tan hermoso este que nos acoge cada día sin pedir, ni reprochar, aunque le sobren los motivos…

Como decían los caballos estos días, benditas las Madres, que dan y dan, solo por el gusto de dar.

Qué abundante este planeta Tierra y con cuánta facilidad lo olvidamos.

Share this Post!

Related post

0 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.