Comunicación con Mondo, un gato descubriendo los colores de la vida

Caso

Beni* contactó conmigo para poder conocer mejor a Mondo*, un gato con el que convive desde hace unos años el cual se relaciona de manera arisca con casi toda la familia así como con otros animales.

El texto que se muestra a continuación es la transcripción íntegra del mensaje que compartió Mondo hace unos días y se publica con el consentimiento de Beni para beneficio de todas las personas a las que les pudiera interesar.

(*) Los nombres, así como la imagen, han sido modificados para preservar la intimidad de todos los seres que intervienen en esta transcripción.

Comunicación con Mondo (08/04/19)

[Me presento.]

Hacía tiempo que no me presentaba tan formalmente al comenzar una comunicación, pero quizás haya sido bueno recuperar esa práctica y, desde luego, siento que lo necesitabas…

¿Qué quieres…?

Bueno, la idea es que puedas hablar un poco sobre lo que te apetezca o bien de lo que Beni necesita preguntarte. Si tú quieres, claro.

[Permanece en silencio y me observa.]

No todo es como parece. En esta realidad todo tiene más de una cara, nadie es directamente como parece ser, ni tampoco nada de lo que te rodea. Todo tiene siempre más de una cara, y normalmente cada uno ve la que le interesa ver.

¿Comentas esto por algo en concreto?

No, me apetece hablar de eso.

Ok, pues adelante.

La vida se puede ver de muchas formas. Si quieres verla como algo alegre se mostrará alegre, si quieres verla como algo negro se verá negro.

Es difícil ver con colores cuando te has acostumbrado a verlo todo tan oscuro.

¿Hablas de ti mismo?

Es posible…

[Permanece en silencio.]

¿Prefieres que hablemos en otro momento?

No lo sé… No.

A veces la oscuridad se apodera de ti. Te envuelve de una forma tan delicada que es difícil salir de ella, no sabes cómo entraste así que tampoco sabes cómo salir.

Siento que hay una manta de oscuridad que me tiene envuelto y atrapado, y realmente he dejado de sentir que sea posible percibir el mundo de un modo distinto del que ahora percibo. Los colores y las luces no son más que un recuerdo, ya no sabría cómo traerlos de vuelta.

¿Por qué crees que caíste en esa densidad?

Cuando el entorno es denso es complicado no caer en ello. Si todo a tu alrededor te envuelve como una telaraña lo más probable es que puedas huir solo un tiempo, después acabarás por cansarte de esa lucha y te abandonarás a esa densidad, a esa oscuridad.

Definiría el cómo te siento como apatía o indiferencia… En realidad siento que no te importa estar así y que no aspiras a otro estado.

¿Por qué habría de querer estar diferente? No siento tristeza, ni tampoco enfado. Me da igual lo que me rodea, lo que ocurra… No me preocupa.

¿Esta sensación tiene algo que ver con lo que ves en la familia?

Ahora mismo no lo sé… En otro momento sí.

Cuando yo llegué las cosas eran diferentes que ahora. Cuando vine para aquí había más alegría, después había oscuridad y después ya no sé lo que ocurrió.

Yo les veo felices, pero no lo entiendo.

Cuando no comprendes la felicidad de los demás de algún modo también se genera en uno sufrimiento… No es que lo envidie, simplemente no lo entiendo. ¿Qué es lo que les hace tan felices? ¿Por qué sonríen? Y a veces se les ve tan relajados… No lo entiendo. No es que no vea motivos para ello, es que no comprendo cómo pueden sentir eso. Es difícil explicarte esto…

Me cuesta entender que haya algo externo que les lleve a ese estado, y me cuesta entender que eso se pueda generar de manera espontánea, sin más, dentro de ellos. Me hace desconfiar… y a veces me pregunto si es real o no. Parecer parece… pero por lo general no me lo creo. Si no lo entiendo cómo voy a creérmelo.

Sin embargo, desde esa forma de sentir, ¿tu propia sensación hacia tu vida es de felicidad?

No lo sé. Es que no sé si es eso a lo que aspiro, ni tampoco sabría decirte cómo se siente eso. Yo creo que en estos momentos no sé cómo es estar feliz, pero tampoco me siento infeliz. Lo que sé es que no siento la vida igual que los demás, de eso me doy cuenta, y eso hace que me resulten molestos. Siento que se me escapa algo…

La única persona con la que me siento más a gusto es con Mari. Ella es taciturna también, dentro de ella también hay mucho de esto de lo que te hablo, su entusiasmo no es tan exagerado, su forma de manifestarse, de mostrarse… no es tan efusiva. Ella es más neutra, sus colores son menos intensos… Por eso ahí me siento mejor.

¿De todas las personas con las que vives es con la que mejor te sientes?

No lo sé… Me siento tranquilo estando con ella y eso está bien. Con el resto me siento tenso.

¿Quieres hablar sobre eso?

[Permanece en silencio.]

¿Crees que esto tiene algo que ver con la ausencia del padre?

Supongo. Al no estar él unos brillan más y otro menos.

Me cuesta encontrarle un sentido a seguir estando aquí, o a estar aquí simplemente. No comprendo bien cuál es el sentido de vivir. Como te digo, no me siento triste, ni es que quiera morirme, es solo que no le veo mayor sentido a todo esto y parece que todos lo entienden menos yo. Supongo que eso es lo que les hace ser tan felices.

¿Tienes voluntad por comprenderlo?

Pues no lo sé.

¿Sientes alguna certeza en estos momentos? Me refiero a si hay algo que sientas realmente claro.

Que me siento perdido, que estoy en un punto de reflexión sobre lo que estoy viviendo. Quizás hasta ahora que estamos hablando no me había parado a ver realmente cómo me siento… Hace falta parar y tener voluntad para ver cómo te sientes realmente.

Simplemente me sentía apático, irascible… pero no con maldad. Ellos creen que sí, pero no hay maldad.

No sé si en realidad lo piensan así.

Creo que sí, pero no me importa, porque no es así, no pretendo eso.

Me siento perdido, creo que esa es la palabra. Me siento perdido…

Te comprendo.

[Me inunda una tristeza profunda.]

Es posible que esto estuviese escondido en algún lugar, y que hubiese más tristeza de la que creía… ¿Por qué?

Siento en ti que en lo profundo llevas un vacío, y además siento que no es tuyo sino que te estás mirando en el espejo equivocado. Siento que tu sentido de vida estaba basada en otro y al no estar el otro ahora no le ves ese sentido, pero sigo sin tener claro que esto sea realmente algo que pertenezca a tu sentir…

Hay vacío, sí. Qué más da de quién sea, lo importante es que yo lo siento, y para mí es real.

Totalmente de acuerdo.

Quisiera aprender a amar, relajarme, disfrutar… Apreciar esas cosas hermosas de la vida, que me creo que existen y que están ahí, pero que aunque estén frente a mí yo no consigo verlas.

Muéstrame cómo ves tú la vida.

[Le enseño mi forma de sentir y percibir la realidad.]

Incluso en este día tan gris y lluvioso puedo sentir a Dios en cada esquina, en cada flor, en cada pajarillo, en la hierba, en las nubes negras, en la lluvia que cae como una bendición… También en mi tristeza, en lo que pueda estar sintiendo ahora hay luz y color. Sigo sintiendo la presencia de Dios en todo esto que estamos hablando, y también le siento en ti.

Más allá de toda esa marabunta densa que te rodea veo en ti amor, sé que hay en ti amor, belleza y esperanza, sino ¿por qué habrías de estar hablando hasta ahora conmigo?

Muéstrame más…

Cuando veo a Iris sonreír… siento que la vida estalla en mil colores, que a su alrededor se crea una burbuja impermeable que la protege y que protege a todos los que caemos bajo ese manto. Para mí esa sonrisa representa la presencia de Dios en todas las cosas.

¿Qué sientes tú cuando sonríe Mara?

Pues he sentido mucha ira, muchas veces. Me pone histérico esa alegría, esos estallidos como tú dices, los cuales no comprendo y me desestabilizan, me vuelven loco porque no sé cómo reaccionar, no sé qué se supone que debo sentir cuando ella ríe, cuando se mueve con tanta intensidad.

Su forma de estar es muy distinta de la mía, ¿viendo la vida de manera tan diferente cómo podríamos entendernos? No pretendo hacerle daño pero es que es muy pesada… Insiste en que vea el mundo con sus ojos cuando yo ya tengo una forma de ver… Me descentra oírla reír, o simplemente verla moverse, hasta diría que me he sentido muy enfadado al verla tan feliz.

Nunca me he sentido mal por pensar esto, más bien incomprendido, y sin embargo ahora después de hablar contigo, no sé… lo veo distinto, pero tampoco sabría ponerle palabras.

A veces cuando estoy con Beni me relajo, consigo relajarme y lograr sentir que no soy nada. Me refiero a que no soy triste, ni soy alegre, ni soy enfadado… Logro estar simplemente ahí, fuera de etiquetas y hasta con una sensación de flotabilidad… pero no es un estado permanente y si algo me saca de ahí mi reacción siempre es la ira.

No me siento bien.

¿Ahora o en general…?

No lo sé… Ahora me veo a mí mismo reaccionando así y no me siento bien, me pesa dentro… Creo que nunca me había planteado pensar en que fuese o no correcto, quizás no sea justo pero tampoco soy capaz de frenarlo. Es algo que me sale de las entrañas, una ira que me brota de dentro hacia todo, hacia la vida y todo lo que hay en ella, y solo quiero gritar y destrozar… Después se me pasa y me olvido.

De algún modo creo que hasta ahora me he sentido en el derecho de poder reaccionar así, y de repente siento que quizás no sea correcto y que haya otro modo de hacerlo, aunque no sé cómo.

Te entiendo. Los cambios siempre son complicados, pero creo que solo el hecho de que te hayas dado cuenta de todo esto será de mucha ayuda para ti.

Cuando salgo afuera me siento bien, no es que me sienta más feliz pero al menos no me siento triste, ni enfadado, ni confundido, ni desconfiado… Simplemente estoy. Camino pero muchas veces lo siento más como un deambular, quizás porque tampoco sé a dónde voy ni estoy atento de hacia dónde me dirijo, es más bien como intentar no parar para no volver a este presente. Eso es lo que hago cuando me voy de casa.

¿Es una manera de evadirte?

Puede ser, no lo sé… Camino y no pienso, ni siento nada. No me siento ni bien ni mal, simplemente estoy ahí, caminando.

Eso me hace pensar porque, a mi forma de ver, en una verdadera presencia quizás podrías sentir felicidad o al menos plenitud, aunque puede que esto lo diga porque para mí la presencia es gratitud…

Lo he dado todo por hecho, nunca se me ha ocurrido agradecer. Eso que dices es nuevo para mí, nunca había pensado algo similar… Siempre he sentido que todo lo que había en mi vida estaba ahí por derecho, sin tener que poner a terceros en eso.

Me gusta cómo lo defines… En realidad todo lo que tienes, para mí, te viene dado, incluso el cuerpo que habitas. Todo está de paso, más o menos tiempo, y de algún modo llega o no a tu vida según lo que necesitas, aunque no sea lo que quieras. Aun así no es tan permanente como para dar por hecho que seguirá ahí por siempre, por eso es importante agradecerlo, para tener consciencia de la bendición de disfrutarlo ahora.

¿Qué debería agradecer? Porque tampoco me dan nada especial, o nada que no me merezca…

Bueno, no se trata tanto de lo que tienes material sino de todo lo que te rodea, como la hierba, o el sol, puedes dar gracias porque sigan estando ahí un día más.

Pero es que estarán igual aunque yo no lo agradezca.

Pero cuando tú los agradeces los vuelves especiales y consigues ver en ellos esa luz de la que hablábamos al principio.

Quizás la mejor manera de deshacer ese manto gris es agradeciendo todo lo que hay en tu vida y, que de esa forma, se vuelva especial.

[Silencio.]

Agradezco a Beni que esté ahí, aunque no lo demuestre como debiera. Agradezco su presencia, su alegría, que es una alegría neutra, más neutra que la de Mara… por eso me gusta, me transmite calma y en es calma me relajo, aunque luego no sea capaz de aceptar salir de esa calma en paz.

Agradezco que por la noche estén aquí, que cuando lleguen nos reunamos, me hace sentir menos solo. Me doy cuenta de que me siento solo muchas veces a lo largo del día, pero es una soledad de dentro, no creo que el resto tengan que cargar con ello. Es decir, no quiero que se sientan responsables, ni hace falta que estén más tiempo del que están…

Me doy cuenta también de que es ese vacío mío el que hace que me sienta solo con frecuencia y que no sea capaz de rellenar ese vacío con otras cosas que no sean las personas. Me gustaría sentir esa plenitud por mí mismo, sin necesidad de estar acompañado, pero no aprecio la vida de ese modo como para lograrlo.

Aun así, ¿si pudieras te gustaría estar más tiempo acompañado?

El tiempo que están está bien… No quiero cargarles más ni tampoco yo soy la mejor compañía, con mi ira, con mis desequilibrios…

Bueno, en realidad los humanos también pasamos momentos o épocas así.

¿Y como lográis solucionarlo?

Pues algunos no lo solucionan nunca, si esa es la palabra que podemos usar… y otros comienzan a agradecer la vida, a descubrir otro brillo en la realidad, en lo que les rodea, en su vida… y bueno, todo se vuelve más sencillo poco a poco, más colorido, y esa ira con el tiempo se disuelve.

Creo que sería positivo que te sintieses quizás más amado, o que verbalmente lo percibieras más.

Sí, no recuerdo haberme sentido especial, pero tampoco creo que sea culpa de ellos ya que yo no estaba abierto a eso.

Vamos a hacer una pausa y retomamos más tarde, así reposamos esto.

Comunicación con Mondo (09/04/19)

Hola Mondo, ¿cómo estás hoy?

Creo que melancólico. Me cuesta encontrar palabras para definir cómo me siento.

Siento cosas nuevas, pero a la vez profundas, con la sensación de que han estado ahí siempre y que es ahora cuando comienzo a ponerles nombre por primera vez. Quizás me sienta mejor que ayer, hoy sí tengo ganas de verme dentro, de comprenderme, de ver hacia el mundo… y, aun con todo, también siento ganas de parar, de reposar… como si necesitase que todo se asentase dentro de mí.

Siento arrepentimiento, o quizás no sea esa la palabra… Siento que no he dado lo que debía dar. Siento que podría estar ofreciendo más de lo que estoy dando, y siento que les he hecho sufrir. A la vez tampoco sé si estoy preparado para cambiar pero lo que tengo claro es que ya no me reconforta la forma de ver el mundo y de sentir que tenía ayer, eso ya no me hace feliz… si es que me hizo feliz en otro momento…

Tampoco aspiro a ver el mundo en esa forma en que tú lo ves, en que Beni lo ve. Él siempre saca una sonrisa por encima de todo, ocurra lo que ocurra es capaz de transformarlo, de mostrar un color más brillante por encima de lo que se ve. Aunque esté triste y a veces llore y se esconda dentro de él, aun en esos momentos lo hace con un amor o quizás con una certeza en la que siempre permanece bien ubicado. Es como si su realidad siempre fuese más bonita que la mía.

¿Es una comparación?

No lo sé.

[Silencio.]

¿Cómo crees que puedo ayudarles?

¿A quiénes?

No lo sé. A todos creo. De algún modo ahora mismo me siento perdido.

Antes estaba perdido en el sentido de que vivía sin aspirar a otra cosa que ver pasar un día más, ahora aspiro a aportar algo. En ese aspecto estoy perdido, al no saber qué esperan de mí y ni siquiera qué puedo esperar yo de mí mismo.

Supongo que eso es una cuestión de tiempo, de ir descubriendo y mantenerte en esta línea en la que estás. Ir oyéndote o sintiéndote… ¿Estás dispuesto?

Cuando veo la naturaleza ya no la veo igual, me cuesta entender qué ha pasado. Cuando veo algo vivo, una planta, un árbol, ya no lo veo igual. Ahora todo eso parece… más brillante, pero tampoco es algo que vea con los ojos… Es como si tuviese un valor diferente, como si ya no me pareciese tan obvio que tuviese que estar ahí siempre.

Quizás estas sensaciones se parezcan a lo que tú me explicabas… Tal vez sea ese algo mágico que está en todo lo que existe. De repente al ver la vida me ha parecido que podía sorprenderme a pesar de que todo lo que veo ya lo he visto antes otras veces. Todo me parece nuevo ahora.

Eso es maravilloso…

Respecto a las preguntas que Beni tenía, en cuanto a tu relación con los perros siento que, el hecho de que reacciones de ese modo, quizás tenga que ver con tu forma de ver la vida.

Es más sencillo que todo eso y te lo digo con el corazón, hablándote desde mi parte profunda porque hoy sí puedo hablar desde ahí. No te lo cuento con enfado, te hablo sobre cómo pienso yo que son en realidad las cosas… Harku me respeta y Blues no, es sencillo.

Harku me valora como ser y eso es algo para mí difícil de sentir en este lugar. Tendrá gestos o pensamientos que me gusten más o menos pero al menos me respeta, para él soy importante y digno de vivir, tanto como él.

Sin embargo para Blues no soy suficiente, aunque presiento que él tiene muchos juicios sobre quién es digno de vivir y quién no, ahora me entristece eso… Hasta ahora reaccionaba con ira y en lucha hacia esta forma de mostrarse, pero hoy siento tristeza… Siento que quizás hoy tenga mayor necesidad de amor, de afecto y de ese respeto que lo que he sentido en ningún otro momento de mi vida.

Creo que es parte de este proceso, Mondo. Cuanto más sentimos lo que hay en el mundo de fuera más nos sentimos a nosotros mismos.

Ahora todo es más intenso. Me siento más cansado o, mejor dicho, con más ganas de descansar. Quiero sentarme y dejarme estar, a la vez también siento que necesito reflexionar sobre todo esto, sobre esta nueva forma de sentir y ubicarme respecto a mí mismo.

Sobre la familia o los perros, ¿hay algo más que quieras comentar?

No. Tal vez ayer podría haber compartido algo más sobre eso pero ahora me veo y siento que seguramente serían un montón de juicios que solo mostrarían mi forma de sentir, tan limitada y opaca…

No me apetece ensuciar nada de lo que hay con mi forma de ver, siento que no aportaría claridad sino que enturbiaría todavía más lo que hay y no quiero que ocurra eso… No quiero restar más a esta familia. Les respeto y les acepto como son, hoy lo veo diferente… No les comprendo plenamente pero me siento más cerca de su forma de sentir, no quiero juzgarles por enfadarse ni tampoco por reír.

Querría ser capaz de mantenerme en calma ante todos esos cambios, ante las diferencias de unos y de otros, que son muchas… pero a la vez, en mi fondo, en ese poso mío, sigue habiendo ira, enfado… Y aunque no quiera que me acompañe más sé que seguirá estando ahí, ahora con mayor consciencia pero seguirá saliendo. Ojalá no fuese así, pero sé que seguirá saliendo.

¿Qué necesitas para que esa ira se vaya relajando e incluso que pueda desaparecer?

Amor.

[Me trae llanto.]

Necesito sentirme amado así como soy… que no se espere de mí otra cosa. Aunque yo aspire a cambiar, a estar más alegre, a verlo todo diferente, por encima de todo lo que necesito es sentirme amado con lo que soy hoy, aunque esté intentando cambiar y comprender todo de otra forma.

También siento que cuanto más perfectos se estén volviendo ellos para mí más me volveré yo para ellos. Todo esto es nuevo…

Estoy muy de acuerdo con eso último. En la medida en la que tú aceptes su alegría y su forma de manifestarse estarás más relajado, por lo que también ellos podrán aceptarte más en esa forma tuya de ser.

En estos momentos me preocupa más cómo me siento yo que cómo se sienten ellos. Creo que es importante sentir que puede haber un cambio para mí y que estará bien que sea como esté siendo.

¿Quieres comentar algo más sobre Mara?

[Silencio.]

[Silencio.]

Necesito que no sea tan invasiva conmigo, que me respete más… Por lo demás intentaré mantenerme más en la distancia y no reaccionar ante toda su efusividad, aun así necesito tiempo, y respeto.

Comprendo, será transmitido.

Quizás de todo lo que hablamos esto sea lo que más me cueste. De todas formas siento que tengo que hacer muchos cambios dentro de mí antes de atender eso.

Lo entiendo.

¿Hay algo más que necesites o que quieras transmitir?

Que lo siento… Sé que mi voluntad para cambiar no será suficiente, y ni siquiera creo que sencillo, pero sí me gustaría verlo todo de forma diferente, no sé… Hoy lo veo distinto que ayer y eso me hace sentir esperanza.

Quiero que le digas a Beni que le valoro mucho, que aprecio su valentía, y también su alegría, aunque no la comprenda. Ahora me siento un poco más cerca y eso me permite entenderle mejor, su forma de sentir, su forma de vivir…

Siento que la libertad sin alegría no es en realidad libertad, sino que es como una cárcel sin rejas… Mi propósito es encontrar esa alegría y para ello necesito mucho cariño y mucho amor, que no tiene que ser físico, pero es importante para mí sentir que lo que se emite hacia lo que yo soy es en relación a eso.

No hay nada que necesite en el aspecto físico… Mi camino ahora mismo no es desde fuera sino desde dentro. En lo único en lo que me pueden ayudar ahora es en amarme y respetarme desde dentro, de esa forma tal vez yo aprenda a amarme y respetarme desde mí mismo.

Perfecto, así será transmitido.

Gracias por esta conversación que ha sido muy esclarecedora para mí, y por abrirte al cambio.

Te deseo paciencia, perseverancia y sobre todo que te sientas muy acompañado en este camino. Que esa sensación de vacío y de soledad interna poco a poco se disuelvan y puedas disfrutar más de los que te rodean, sean más o menos afines a ti.

Confío en que así será. Por el momento necesito silencio y reflexionar.

Gracias.

Gracias a ti, Mondo. Eres maravilloso, veo esa luz que quiere brillar en ti para ponerle destellos a todo y mi único deseo es que tú también la sientas fuerte para que te guíe en todos esos cambios.

Sí, la realidad ya es distinta, y aunque no consiga mantenerme en este estado al menos sé que existe y confío en que desde ahí pueda darse el cambio.

Así será.

Share this Post!

Related post

0 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.