Yo-Tierra

Un viaje de profundización hacia una visión interdependiente de la Vida

Necesitamos volvernos más conscientes del mundo que estamos creando con cada uno de nuestros pensamientos, palabras y actos. Debemos tomar responsabilidad y pararnos a reflexionar profundamente sobre nuestra (inter)dependencia con la vida que nos rodea.

Si protegemos al planeta y a todas sus formas de vida estaremos protegiendo el equilibrio que posibilita la supervivencia de nuestra especie. Dicho con otras palabras: nosotros, como individuos y especie, no tenemos lugar en este planeta si no es en relación con otras formas de vida.

El proyecto Yo-Tierra nace con la pretensión de abrir una puerta en la consciencia del ser humano a través de la cual volvernos más coherentes. Es una propuesta gratuita cuyo objetivo principal es invitar a la reflexión individual y profunda de cada participante sobre su papel con y en la Tierra.

Para este viaje, estaremos revisando nuestra forma de consumir productos, transportes y energías, así como nuestro medio de vida, el entorno del que nos rodeamos y la pureza de nuestras relaciones.

A lo largo de 10 días tendrás disponibles diferentes materiales con propuestas para 1) tomar consciencia sobre la gravedad de nuestra situación y el impacto de nuestras decisiones y 2) tomar acción en aspectos concretos que favorezcan el bienestar de todos los seres vivos, incluida por supuesto nuestra especie.

Encuentra tu ritmo y tómate el tiempo que necesites para abordar cada propuesta, de forma que puedas llegar en cada tema al nivel de profundidad que desees. Esto significa que, aunque inicialmente se plantee como un viaje de 10 días, es posible que decidas hacerlo en más tiempo, estará perfecto si ocurre así. Solo cuando sientas que estés preparado para continuar con la siguiente jornada, comienza con las propuestas del día siguiente.

Deseo que disfrutes con cada línea de este proyecto, sin ambicionar finalizarlo, sin metas ni objetivos… simplemente disfruta cada paso y extrae de él todo lo que puedas alcanzar en este momento. Ahí estará realmente escondida la semilla del cambio.

Gracias a los Gorilas por despertar en mí el amor hacia este maravilloso planeta.

Gracias a Thay por habernos regalado la visión del interser.

Y gracias a ti, por desear comprender y proteger la Vida.

Un fuerte abrazo.